Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

16 sep. 2013

Que si he cambiado, pregunta.
Cariño, la pregunta sale sobrando. Es casi innecesaria.
Claro que he cambiado. Contigo tenía miedo de ser yo, de dejarte ver lo que escondía. Contigo me aterraba no estar a la altura de tus chicas. Ahora eso me vale nada. Ahora es irrelevante. Y no me interesa.
Que si he cambiado, me extraña la pregunta, tu me conocías bien, sabes que tarde o temprano cambiaría.
Me extraña que debas preguntar, solías conocerme como tu propia mano, creías tu.
Claro que he cambiado, tu ya no estás y yo seguí adelante. Esta es una historia con la que ni para recuerdos retrocedo.
Claro que cambié, así como tu dejaste de ser ese alguien que una vez amé.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.