Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

20 sep. 2013

Decreto N°3 de nuestra República Independiente. Se decreta reunión extraoficial con todos los que poseen voto. Que lo que haya de ser, sea.

Ustedes hoy no susurran, hoy gritan.
Usualmente no salen a hacer tanto barullo ¿qué ocurre?
- Si, si, estamos picadas, todas a la vez. Si, si, toda vez que ella diga algo, la escucharemos.
No se pongan a discutir, por una vez en su vida, mantengan un frente.
- A ella la escuchamos y punto, es ley.
Ella, la única, tiene total voz y total autoridad en nuestra república independiente.
- Y esta vez ella sabe algo. Algo me dice que no es algo bueno, pero algo sabe.
Y ustedes saben bien que no me gusta no saber.

- Opino que deberíamos pasar sin la confirmación. Simplemente vamos.
- Tu te callas, traidora.
- Calla, tu, cobarde.
- Y gracias a ello sigues viviendo.
- ¿Llamas a esto vida?
- No entiendes nada.
- Pero al menos sigo pensando.
- Calla, cobarde.
- Calla, torpe.
- Se callan todas -retumba la única voz que permanece siempre dormida.

Tenemos que esperar. Hay cosas por preguntar y ella sabe algo importante, ella sabe algo que no nos ha dicho. Tenemos que escucharla.

- ¿Cuándo?
- ¿Cuándo?
- ¿Cuándo?

Claro, eso si lo tienen claro. Eso si lo esperan.

- Ella es la única con voz y voto aquí, lógicamente lo esperamos.
- Ella ha sido la aliada permanente, hay que esperarla.
- Ella sabe mejor que nosotras, si tiene que decir, escuchamos.
- Que lo que haya de ser, sea. Veremos qué tiene para decir y decidiremos.
- ¿Que garantías tenemos?
- No tenemos. Nunca hemos tenido. Ni garantías, ni avisos ni nada. Lo que tenemos es una idea de que puede decir y, si es así, algunas cosas van a cambiar.
- He oído eso. Nos encerrarán mientras deliberan.
Nunca han sido ustedes acalladas, no lo serán ahora.
- Vas a quitarnos voto.
Voy a dárselo a quien sabe más. Si tiene algo que aportar, será escuchada.
- ¿Y si todo cambia?
- Si debe ser, sea.
- Deja de conformarte.
- Deja de vivir en cuentos.
- Deja de armar películas.
Dejen de discutir. Vuelvan a lo suyo, esto fue simplemente un aviso.

Serás escuchada, tu, que tienes voz y voto donde nadie más lo tiene.

Tu, que conoces mejor la geografía de este reino que cualquier mortal. Serás oída y decidiremos acorde a tus palabras.
Ve en paz. Y que si ha de ser, sea.
Ka es como un viento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.