Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

31 oct. 2013

¿Cómo te reconcilias a ti misma con el concepto de vida si ves como todo se vuelve contra sí mismo? Ellos hacen por instinto lo que nosotros hacemos por placer, y aún así, la violencia de sus actos permanece intacta, tal como la nuestra.
¿Puedes enamorarte de una mirada furtiva?
¿De una sonrisa tímida?
Estoy algo perdida, algo traumatizada, algo decepcionada y bastante desequilibrada pero hechos como una mirada fija y una sonrisa pueden dar un poco de luz, especialmente al venir de un extraño.
Que lástima que no pasara nuevamente, la tercera es la vencida.

30 oct. 2013

Y así, de la nada, una mariposa te besa los labios, esos mismos que tanto tiempo llevan solos, y tu sabes que nunca habrá otro beso tan hermoso ni otro momento tan perfecto. Y entiendes que ese solo roce tiene tanta esperanza y dulzura que sabes que sobrevivirás un poco más.
Quizá por eso las crisis requieren un solo individuo. Los equipos requieren de coordinación, si al menos presencia o comunicación.
Preferimos ser equipos de un solo individuo.
Una vez más destruyo lo que toco como siempre. Sé que pedir perdón no cambiará el dolor que sientes.
Lo que parece hoy, doy un paso y es ya mañana, fallan mis planes mientras se hacen aire las semanas. 
Queremos ser mejores, creemos ser mejores, y esta película de acción nos vuelve los actores.

El fin - Tiziano Ferro

29 oct. 2013

Hoy no, ahora no. 
No puedo.
No quiero.
Lo siento.
Desde mañana no lo sé ... Es porque cada rechazo recibido es sólo un abrazo menos que te pido ... Y en cuanto a ti sé sólo que si ahora te viera, sería cabrón más de lo que te esperaras. Ya terminó nuestra amistad ...Duele mucho dedicarte mi rencor ...Es que te soy deudor de emociones, y cada sueño siempre nace y siempre muere ... Una canción no habla solamente de amor ... Aunque desde hace (...) no eres más mi amigo ... Tal vez ayer pero desde mañana no lo sé.


Ti voglio bene - Tiziano Ferro

Y te jode porque entiendes.

Lo que me jode es que yo entiendo. Entiendo tan bien sus razones y sus estúpidas explicaciones que no le culpo pero, maldita sea, duele.
Yo, que odio llorar y que no dejo que mucha gente vea mis lágrimas, me vengo abajo porque entiendo el por qué lo hace y eso hace todo peor.
Entender que alguien simplemente escoja irse por encima de las palabras, de los significados, entender que ni siquiera consideren explicarse, duele.
¿Saben qué es lo peor de algo cuando se acaba? Que se acaba.
Y seguimos mintiendo y decimos 'no te preocupes, yo estaré bien'.
Y todos sabemos que no es cierto. Claro que nadie lo dice, no quieres destruir a quien se va, quieres que pueda irse en paz y rehacerse en cualquier otro sitio.
Sin embargo de noche, cuando le mencionan, es bastante inevitable extrañarle, pensarle, entender que perdiste alguien valioso porque si, porque te malentendieron, porque te ignoraron, porque quisieron irse sin una maldita explicación.
Las lágrimas más amargas, a mi entender, son esas. Las de añoranza, las de sentirte solo porque no hay quien esté cuando grites para darte un abrazo y decir que todo irá bien. Son las del karma, esa bruja malvada (tiene que ser mujer para ser tan cruel) que no deja que vivas sin pagar con sangre cada error.
Amiga.
Que dulce y sencilla suena esa palabra.
Tengo ganas de salir, involucrar alcohol en la ecuación y ver si perder la conciencia me ayuda a dejar de sentir al menos unos segundos.
Lo que más me jode es que yo entiendo y eso no es bueno.
Sé que puedo no ser tan valiosa o importante, soy sumamente reemplazable y me jode.
Duele mucho entender que puedes comprender como alguien ya no te quiere en su vida sin culparle, sin odiarle, sin siquiera querer reclamarle.
Uno entiende que la gente simplemente desee marcharse porque no vales lo suficiente y eso te jode, eso te deja al borde del abismo.
Y, como cuando se busca la forma de salir del abismo no encuentras asidero, no quieres acudir a aquellos que no conoces porque ¿quién necesita que alguien más le rompa el alma?
Te jode, porque después de una vida viendo como todos se van, es casi insoportable perder a alguien más. Te jode porque te deja incapaz de querer a alguien más porque se irá, tarde o temprano.
Te jode porque al final los entiendes, nada duele más que eso.

Y estaba contentísimo ...

Vivimos buscando un espacio donde el quiero no sea equivalente a un no debo.
No es sencillo. Queremos cosas distintas, queremos cosas poco usuales. Cosas alternativas.

Recuerdos y recuerdos que me sugerían que de todas formas algún día diré ...

Que irracionales somos los humanos, enamorándonos de aquellos que nos van a dejar atrás.
Y no es por mi, hoy es por ella, por esa vieja amiga que acaba de aprender que el amor duele como no tiene idea.


Estaba contentísimo - Tiziano Ferro
Y mientras no sea capaz de mirarme al espejo y reconocerme a mi misma como buena, no puedo esperar que alguien más lo haga. Simple. Aunque el que los demás no lo hagan contribuye a que yo tampoco pueda. Curioso.


La anterior fue la entrada 777, ya conocen mi manía con los números repetitivos. En fin, suerte.

28 oct. 2013

Conversaciones Interesantes XLVI

+ Mantén tus manos lejos de mi.
- ¿Por qué debería?
+ Porque no respondo de lo que pase. Estamos en público.
- Va, y a mi me debe preocupar eso porque ...
+ Porque nada, es a mi a quien matarían.
- ¿Quién ha hablado de matar?
+ Ese mismo que te ve y te rompe las costillas a abrazos.
- A él no le importa que yo juegue.
+ ¿Conmigo, precisamente?
- Claro, en vos confío.
+ ¿Y si yo no confío en ti?
- ¿No confías en mí?
+ De hecho si pero ...
- Entonces cállate y juega conmigo.
+ No quiero jugar.
- ¿No quieres saber por qué dicen por ahí que mis mordidas duelen?
+ Bueno ...
- ¿No quieres saber si de verdad saben a chocolate?
+ Yo ...
- ¿No te da curiosidad ver si encajamos tan bien como al hablar?
+ Eh ...
- ¿Quieres, entonces, pedirme un taxi para que pueda irme y dejarte en paz?
+ Juega conmigo.
- No, creo que me voy.
+ Juega conmigo, rayos.
- Tu no querías jugar.
+ Sería porque soy idiota. Vamos.
- ¿A dónde vamos?
+ Es lógico. Vamos al sur.
- ¿Y jugarás mi juego?
+ ¿Qué otro puedo jugar?
- ¿Y las consecuencias?
+ Vamos a jugar y ya. No hay más.
- Perfecto.

Sonreía, quería jugar un poco con alguien a quien no le importaran las consecuencias y se encontró un jugador perfecto. Prometía diversión.

Resumen diario

Y si resumo el día en una cuenta, ha valido todas las penas.
Canté con el alma esa canción que me ayudó a creer que después de él había más.
Hablé con aquellos amigos que te recuerdan lo bueno que es no inhibirse.
Cumplí un viejo deseo.
Me encontré con quien hacía tanto no veía.
Creo que me rompieron dos costillas.
Una sola cosa me quedó pendiente. Esa que tanto extraño.
Y prometo sacarme la espina que por juguetona me clavé un día.
Resumen del día, no lamento nada. Ha sido tan bueno como podía y, aunque estoy algo mareada y mi equilibrio es peor que el usual, todo fue bueno.
Y aunque todo me lo recuerde, todo sigue.
Lo sabemos.

Conversaciones Interesantes XLV

Resulta que por olvidar un pequeño detalle terminé embarrando algunas cosas. Curiosamente, no me importa mucho. Nada importa mucho últimamente.

- Quiero verle.
+ No puedes.
- ¿Por qué?

Suspiro. Esa pregunta. Había una vez alguien que amaba que ella hiciera esa pregunta. Hoy no.

+ Porque él tiene su propia vida y tu no entras.
- Entiendo.

Sus pucheros se me clavan en el alma.

+ Calma, quizá, como antes, puedas verlo por ahí.
- Si, eso bastaría.

Y ahora es su sonrisa triste la que llena mi vista. Duele, como duele respirar.

26 oct. 2013

La historia junto a Rochy.

Normalmente me quedo con lo mio y ya pero un chiquillo que considero sumamente inteligente me enseñó esto. No puedo hacer honor suficiente a Rochy con mis palabras pero ojala piensen un poco. Es triste pertenecer a un pais que no sientes como tuyo porque simplemente ni siquiera sabes lo que significa ser de ese lugar, en mi caso ser colombiano.


 >> 
La Historia junto a Rochy.

- al primer día de su encuentro junto a rochy.
Llego a mi casa a gritos como de costumbre, como de costumbre cuando tiene algo que si bien es cierto, para nosotros dos nos resulta relevante, y desde luego... En mención a mi nombre de su boca, cada vez mas gritaba: Gorda, gorda, gordaaa! Fue tanto el grito, tan fuerte que recuerdo haberlo escuchado desde el segundo piso de mi casa; precisamente, en lo tan encerrado que es mi habitación en distancia al primer piso donde empezó el grito y donde ni el mismo se encontraba satisfecho de haber tocado el primer piso de mi domicilio.
Me alcanzo, entro al cuarto y se lanzo en la cama, y de un salto empezó a los brincos como los de cuando eramos niños, mientras me decía lo siguiente a oído: ''andre, le regale un suéter, y algo de comer a un nuevo amigo''. a lo que yo le pregunte: y en este caso, por que son necesario los gritos ¿? y a lo que el respondió: ''porque es un amigo que vive en las calles''. cuando el me dijo eso... por un lado me sentí demasiado bien por el pero por otro... no me estaba gustando para nada. recuerdo que roberto suele ser un niño que se mete de lleno a cualquier cosa, y a cualquier hora. empece a tener miedo sin encontrar una razón tan definida que digamos, así como siempre solía tener presente el miedo al estar junto a el, (es mas bien, un deseo que me juega fuertemente a esconderse) y a Roberto solía gustarle romper ese miedo a cada instante en su riel. En ultimas me termino por decir que estaría al tanto pendiente de su nuevo amigo de la calle cada viernes por las tardes para visitarle y acompañarle, y acabo por decir que podría acompañarle para cuando desee.
- Al cuarto viernes de encuentros junto a Rochy.
Para próximas fechas, luego de cuatro viernes para ser precisos. Respecto a su nuevo amigo, Roberto solo me enseño un escrito al cual le titulo: ¿ ''por que ese niño allí tirado'' ? (sin decirme que detrás de ese mismo escrito, ya tenia en sus manos precisamente este vídeo que ustedes ya verán) Roberto, En ese escrito... Relacionaba la carencia de una verdadera educación cuestionándose de la misma con la siguiente pregunta: ¿si hubiera una educación como es debida, ese niño no debería estar allí tirado? y así se fue junto a sus ideas.
Para antes de su marcha, Precisamente en esa ultima visita; el me dijo: ''ya le puse un nombre, se llama desde ahora: Rochy''. A lo cual yo pregunte: y rochy acaso ya no tendrá su propio nombre, no alguien que tu has llamado por: ''rochy''? El enseguida respondió algo alterado: ''a Rochy nunca le gustaron las fotos, Rochy por lo general nunca habla, a Rochy siempre se le noto con una mirada muy profunda, y como con un montón de secretos. Rochy nunca quiso decirme su nombre, así que desde ahora se llama: Rochy''. y partió.
Luego de esa conversación, Roberto no se apareció mas por dentro de un mes, tanto fue así que anduve deambulando contando la exactitud de los días para parar con el termino de exactamente un mes. El hecho de que desapareciera por completo me hizo sentir del todo extrañada, recuerdo que Roberto solía estar siempre conmigo, y para cuando lo contacte de nuevo por medio de una llamada, Solo supo decirme de un golpe lo siguiente: ''Rochy se ha perdido! Ya no lo veo. y no he parado de buscarle''. Cada vez con un tono de voz aun mas desesperante, proseguía: ''Todos los viernes, y cada una de las horas del mismo día... Lo he buscado! O escaparme del colegio por la mañana o De regreso por el mercado en la noches sin ganas, que importa! da igual! NO LO HE VISTO MAS!
No sabia que hacer, y desde hace que no sabia que hacer en juntas con Roberto. Cuando llegue al punto de aclararme ese pensamiento: Simplemente lo deje seguir en su Mundo.
Lo deje ir.
Pasaron los días, Esta vez no hice conteo de los mismos. Perdimos contacto pero no dejaba de orar por el todos los días, tanto por su salud física como mental, porque de lo único que me entere era de que... Roberto se encontraba en un Hospital. y así pasaron todos mis días, y sin saber mucho sobre lo que el dejaba de hacer o hacia.
Precisamente en un día escolar cualquiera, como de rutina nuestro transporte familiar pasa por nosotros a cada tarde y como muy bien sabrán el primer destino es mi segundo hogar, la casa de primos y tíos. sin ni siquiera tener la mas mínima idea de encontrarme con lo que menos esperaba, termine por encontrar eso mismo que estaba allí al tanto pendiente y en la espera desde las mañanas.
allí estaba el, sentado en un pequeño sillón, y con su típico buzo de lana. y mas que familiares, solo estuvo andando Roberto. solo mis ojos contemplaron eso. y al mismo tiempo de mi contemplo, recuerdo. recuerdo que lo vi con una sonrisa tan radiante, mas radiante que lo mas profundo del destello de los mismos rayos solares que me acarreaban, tan radiante que ni yo siendo su amada al estar del todo molesta con el, al tope y sin ninguna razón encontrada... pudo quitarle esa sonrisa, esa sonrisa tan pura, tan pueril, y tan esmerada.
Se paro al instante de tal sillón, se acerco al transporte, y subió. dio el paso para ir detallandome de arriba a abajo, y de abajo hacia arriba. como queriendo apreciar, como nunca antes había apreciado. como por si fuera la ultima vez de un hallazgo entre el choque de sus miradas ante la imperfecta naturaleza de la cual tanto el anhelaba. De esa naturaleza que viste ante sus ojos como una fachada, precisamente se refiere a esta misma voz que mas y mas se le alejaba pero que mas y mas se preocupaba... y que por las mismas razones para el mismo le es todo una realidad.
Allí donde solo le salia con todo tipo de pataletas, y que sin importarle... de un salto me tomo y un beso de su boca en mi mejilla cayo. En en ese momento el no dejaba de sonreír mientras yo lo quedaba mirando tan fijamente y penetrante y donde el precisamente, solo sonreía sin preocuparle.
voltee la mirada como que con rabia y a la vez con dicha por como de nuevo pude verlo, pero aun presente la intriga de saber de nuevo que había de su vida, y por la misma razón me encontraba con la rabia, esa misma de la cual les hablaba por perderse de la mía. lo único que recuerdo es que solo de impulso voltee mi mirada hacia las ventanas para ver si veía un nuevo panorama. a lo que el dijo: ''Para lo que te voy a decir, solo mantén la tranquilidad'' a lo que yo enseguida respondí: y ahora con que mierda saldrás ¿? jajajajajajajajaja, se escucharon oír sus risas mientras Grito: Maldita sea! arrimándose hacia a mi y con cierta mirada de la pura fija, me dijo solamente y tan suave al oído, y como en forma burlesca: ''me quieres decir que nos puede deparar de este mundo luego de que no se nos escuche ¿?''
Al finalizar su pregunta, solo voltee de nuevo a las ventanas. De allí en adelante solo me mantuve así mientras el hacia todo tipo de bobadas y estupideces para hacerme sonreír, y reír. lo logro, créanme y aunque mas intentaba parar mas sonreía. siempre suele ser tan tonto... y así se la paso de tonto hasta que llegamos a las torres, mi destino. Recuerdo que entramos, y de rapidez, le dije: apura con lo tuyo, que necesito mi tiempo con mis cosas. y el respondió: ''vale, pero asegurame que mantendrás la tranquilidad, y asegurame de que namas quedara entre tu y yo''.
No quise escuchar eso, así que de paso... entramos a mi habitación, y comencé a apurarle, y a reclamarle que estaba muy cansada que quería reposarme un poco para estudiar enseguida, y un par de cosas mas... y en donde todo tipo de cosas que de mi boca expulsaba, solo eran pataleteadas. mientras mas y mas seguía con las mismas en medio de toda discución entrelazada... solamente por mi, El solamente me dijo con tono suave, muy suavecito: ''me amenazaron''. y yo al instante solo pregunte: Que ¿? ''Que si, que me amenazaron'' prosiguiendo Roberto.
Voltee a su cara, lo mire fijamente a los ojos, y Me quede del todo callada por promedio de unos 10 segundos, al transcurrirse ese par de segundos, baje la mirada, y me dije: Maldita sea, por que ¿? quede así por unos dos segundos mas hasta que de nuevo me posicione para seguir pataleandole, y preguntarle que: POR QUE ¿? que por que simplemente no me quedaba quieto. a lo que el de golpe, GRITO: PORQUE SIMPLEMENTE MI VIDA AUN NO SE DETIENE, Y LO ÚNICO QUE PODRÍA DETENERME ES LA MUERTE''. Allí, de nuevo me bare mientras lo seguía mirando tan fijamente, tan curiosamente y tan contempladamente mientras solo por mi cabeza pasaba: ya no aguanto mas! pero yo solo le dije: Detallame, por favor. y el solo respondió: ''Gorda... todo fue tan rápido, solo me apuntaron con un arma, y me dijeron: Ojo! sin saber donde estaba ni con quien hablaba. solo eso, Un OJO! y prosiguió: yo, gorda... yo... nada mas recuerdo haber empezado a caminar tan libremente, y después de allí... termine por estar del todo encadenado y con seres encapuchados. pero, espera, mi muy estimada''. El pronuncio. ''me encontré con una unica pista para saber sobre que trataba esto... y, te cuento que... me dejaron precisamente en el mismo lugar que conocí por primer vez a mi amigo rochy, sin rastros ni pruebas me dejaron allí, sin mucha clareza y que pereza''. yo lo mire, y le dije entre lo tan húmedo que ya estaban el tope de mis miradas: Roberto, roberto... No puedo quedarme Callada; y enseguida, Me dijo: ''andre, te amo, te amo y ... quizás sean unas idioteces, pero... de lo que si me aseguro es que te amo porque na mas te lo confió a ti. (entre gritos para causar risa, y como para subirme el animo) y yo le dije: Es que eres tan Idiota (Sin parar de sonreirle, no pare de sonreír), y dijo: si, al igual... soy un Idiota, Su inmortalidad hay que recuperar!
No entendí del todo ese ultimo mensaje, y este punto, solo nos quedamos allí, mirándonos el uno al otro, y cuando sentí que ya nos estábamos acomodando del todo, con sutileza me pare, y le termine por decir: Ya tienes que irte, por favor. Ya no lo soporto.
Y antes que nada me dijo otra vez: ''te amo, y no he dejado de amarte''. solo agache mi cabeza, y el al cerrar mi puerta... solo me puse a llorar.
Ya lo empezaba a odiar! Lo empecé a odiar cuando me di cuenta que lo quería más de la cuenta! Me fallaron los cálculos, el tan sincero tan franco y me sonríe y quedo perpleja caigo ante sus brazos, odiarlo me empezó a ser el único consuelo de sólo saber que cuando lo veo y me sonríe todo vuelve de nuevo.
Por ello, pasaron días, y semanas. pero no estuvo mal recibirle una llamada pero no sabes si esta del todo bien hasta el punto en que una simple conversación en menos de unos pares de segundos se convierta en todo un infierno encantador, encantador porque no te deja querer y ni dejar colgar el puto teléfono. Fue allí, cuando solo escuche: ''otra vez me atraparon, pero esta vez... me asegure de que se trataba de rochy, o de lo que hubo de rochy''. a lo que dije instantáneamente: a donde quieres llegar, Roberto! ''Rochy ha Muerto'', Respondió y Colgó.
Los días volvieron a pasar hasta cierto punto, y para no entrar en mas ni muchos detalles sobre como lo atraparon, les adelantare precisamente sobre como se le informo acerca de aquella muerte.
Hubo un momento del atrapo en que se le pregunto a Roberto sobre... ''¿que pensaba?'' y roberto encerrado en esa habitación del todo oscura, dijo: ''Solo quiero confirmar si rochy esta muerto''. y los camuflados al tope, le dijeron: ''vale, ve!'' en lo que Roberto se para en tambaleos y confusiones para revisar por el ultimo toque a su cuello y sentenciar lo que vendría siendo su Muerte. Cuando se probo de su muerte, se le pregunto a Roberto: ''¿algo mas?'' ''Si'', responde Roberto. entonces, como que queriendo resguardar las mas de las infinitas tranquilidades, este pregunta: ''¿Oigan, Viejos... ustedes realmente donde nacieron? Ustedes son de acá de Colombia, son colombianos?'' a lo que los camuflados responde: Pues, claro. Obvio. Y Roberto respondió con Lagrimas a fuera y con una risa Burlesca de dolor: No se ni como coñazos podrían nombrarse por realmente colombianos! Hasta que los encapuchados, y de un salto por todas partes le dieron un par de puñetazos. para concluir los golpes fueron fuertes, tan fuertes golpes que comprometieron mas bien su rizoma hasta mas halla que su física. Al termino de los mismos... Los encapuchados, solo le dijeron: ''Toma sus recuerdos, y Te dejamos por allí, Te largas y No nos busques. Tendrías Problemas''.
Sobre los detalles de la muerte de su amigo, me los comento cuando... Lo encontré aporreando en su cama, resguardando tal secreto en la humedad de su almohada. precisamente, yo les charlo sobre las ultimas cosas que acaban de leer en su pausada. mientras sigo, y el que me decía al oído... ya no hay para mas, ya rochy ha muerto. Y prosiguió queriendo transmitir su sentido risueño: Bueno, al igual... queda algo de el conmigo, Yo sigo aun aquí tirado!
¿a lo que yo pregunte: a que te refieres, Roberto? y el Responde: ''ya te enteraras''.
Mientras veía como estaba allí tirado, veía como sus piernas tan de seguido le temblaban y se maquinaban. veía como sus manos sudaban frío en su buzo de lana. y veía que sobre todas las cosas que precisamente a este punto pasaban, solamente se enfatizaban por una muerte y que se representaba la misma muerte en las seguidas lagrimas de roberto en su cama. Estaba precisamente allí tirado, por ver como su vida se hundía mas y mas, Eso pensé... pero mi reacción fue tan ágil como contundente, y le dije: ANDAS DE LO PEOR. Yo... en realidad, nunca se lo dije. Solo que quiero resumir en tan poco todas las basuradas que le dije. mientras el solo sonriéndome con sus ojos tan allegados, pensó... ''no has podido darme una peor forma de decirme las cosas para que por esta vez se me diera un mejor intento''. prosiguiendo, me dijo:
''Déjame, Y te enseño antes de marcharme que... (Y sacando su unica camiseta, cual roberto le regalo, y su único vídeo, el cual roberto le grabo) Termino por decir: Su inmortalidad ha Vuelto''.
y Fue cuando me pregunto, para luego pararse, y perderse mas del todo:
''¿Que tan arriesgado seria publicar a luz publica toda esta Historia?'' A lo que yo enseguida, interrumpí: ¿para donde carajo vas? ''Por allí... voy a caminar, a seguir'' Respondió.
Y prosiguiendo mientras se paraba para marcharse, termina por decir: ''Ya puedes decirle a todos''. Fue allí cuando... Se Marcho. Y Simplemente... Yo no lo detuve! Nadie lo detuvo Mas.



Quiero creer que no siempre tendrá que haber un Rochy que satisfaga la necesidad de superioridad de algunos seres. Quiero creer que un día empezaremos a actuar como lo que somos, humanos aunque no lo parezca, y dejaremos de pensar en qué tenemos para ver lo que somos. Quiero pensar que Rochy no se quedará en simples palabras.

25 oct. 2013

El círculo vicioso se arma cuando veo que quiero ser tan cruel como sea posible. Eso me enfurece y me hace querer ser aun más cruel, lo cual me enfurece más. Es un bucle. Uno de esos bucles de porquería que se arman en mi vida.
Maldición, gracias.

¿Cómo carajo arruinan mi escritura? Pues haciéndolo.

Estaba escribiendo y lo arruinaron. ¿Cómo carajos puede alguien arruinarme la escritura?
Pues se puede. Punto.
Y la parte mala que llevo dentro se regocija en su crueldad, y la parte buena que tengo está lo suficientemente cabreada por no poder seguir escribiendo como para que no le importe mucho.
Mi lado cruel no se va tan rápido. La furia se va, la rabia, el dolor, la tristeza, todo eso se puede desvanecer en cuestión de horas. ¿Mi crueldad? Esa tarda mucho más, a ella le gusta quedarse y, dado que sale tan pocas veces, es difícil hacerla marchar.
Gracias, jodídamente gracias, acabas de ser la cereza para el peor día de la semana.
Yo no sé dormir estando cabreada, no sé moverme estando furiosa. Carajo, como odio esos comentarios.
Y un cuerno. Al diablo con ello, no, no es solo un desgraciado corazón roto lo que me mueve. ¿Con eso se vive, sabes? Si, te jode, te jode mucho cuando quieres querer de nuevo, cuando quieres intentar algo nuevo, pero se vive. Y carajo, las preguntas que puedan venirme a la mente no tienen nada que ver con toda la porquería de relaciones que haya tenido. Pfff. Como si alguna vez hubiera necesitado una carta blanca. Si tengo curiosidad, pregunto, si me responden, bien, si no, también. Eso no me va a matar.
Era un juego divertido, si, pero hay comentarios que podías mantener de dientes para adentro.
Resumen, estoy cabreada y tengo muchísimas ganas de ser cruel. Pobre mundo que se acerque a mi, no estoy de ánimos para sonreírles bondadosamente.
Gracias, jodidas gracias, acabas de despertar uno de los aspectos que más odio de mi.
Largo.

Y un asco. En cuanto a prioridades, ni idea todavía de cómo funcionan. Como si realmente fuera todo así, como si a mi me importara. Como si no hubiera ya agotado cualquier lágrima y decidido rendirme al tiempo porque duele demasiado nadar contra corriente.

24 oct. 2013

Ese instinto de auto preservación que perdemos al querer. (No, no al enamorarse, simplemente al querer. De la misma forma en que quiero a mi verdugo/a.)
Extraño eso de ser indiferente.

Teoría N° 4 sobre por qué no admito necesitar a alguien

Resulta que hay días en los que el mundo no funciona muy bien y todo se va al traste.
Resulta que la mayoría de esas veces en las que me muero por un abrazo, por alguien que me tome en sus brazos y simplemente se quede en silencio, pasan dos cosas: uno, no hay quien lo haga, dos, esa persona no puede, quiere o tiene tiempo.
Hoy ha sido uno de esos días. Feos días. De esos en los que muero por un abrazo. De esos en los que, contra todo pronóstico, realmente deseo y pido un abrazo.
Hoy fue un día de esos en los que me permito ser débil, admitir que quiero alguien que me abrace. Hoy hice lo que no hago, llamé. Hoy pedí un abrazo a alguien que no apareció, que no estaba, por lo que sea, no pudo estar. ¿Por qué esa persona? Sencillo, es alguien en quien confío, con todo y sus intentos de dañar mi mente. Es alguien a quien quiero lo suficiente como para permitirle ver ese lado necesitado. Es alguien que sé que habrá de estar ahí si yo digo que le necesito. Y claro, yo no dije específicamente necesitarle. Simplemente llamé, simplemente dije querer verle. Horarios crueles, trabajos exigentes.
Hoy me acordé por qué me quedo con un grupo específico de personas a quienes recurrir en estos momentos. Aunque incluso a ellos a veces no les tengo.

El punto es que me gusta mi independencia, me gusta pretender que no necesito a nadie, tengo que hacerlo. Tengo que no necesitar a nadie porque sé que no siempre puedo contar con alguien. Alguien cerca, alguien a mi lado, alguien que me abrace sin que eso signifique nada más que simplemente eso.

Al final del día esa necesidad se reprime, se mete al baúl de desastres donde están las demás necesidades que llevo reprimidas. Aunque claro, durante el tiempo que me toma esto soy incapaz de considerar claramente lo externo, no de la forma usual. No hablo mucho, no como dulces, no canto en voz alta, no intento sacarlo de mi mente. Mientras ese estado de necesidad dura, que no dura mucho porque odio ser débil, soy tan vulnerable como cualquiera, como la que más. No soy rara, no soy diferente, no soy yo. Podría confundirme con la pintura de las paredes sin ningún problema. Soy invisible, como soy pocas veces en la vida, completamente invisible. Y es entonces cuando realmente pido ayuda, cuando digo necesitar algo. Lógicamente, no está a mi alcance.

No me gusta, no lo hago, admitir que necesito de alguien porque duele y rompe y quema saber que incluso estando tan cerca no consigo que alguien responda a esa llamada de ayuda.



(Hoy iba de negro, igualmente necesitado de consuelo, ni siquiera eso se me permite (gracias al cielo no se trataba de él sino de otra creación)).


23 oct. 2013

Un último instante antes de irme. 
QUIERO GRITAR. Y romper algo, de paso. 
Necesito realmente algo de violencia física. No tengo intenciones de volver a destrozarme la mano pero, quien sabe, eso podría ser útil.
Estoy a punto de tirar la toalla, cosa que sé que no haré pero me gusta amenazar con que si. 
No, en este punto el chocolate no me salva, pero gracias de todos modos.
Quiero gritar y romper algo pero no será hoy, lastimosamente.

Los rizos se caen

Los rizos se caen.
Eso lo leí en algún lugar, en algún mundo, en una de mis vidas pasadas. Claro, en una de esas vidas sin él.
Puedo decir, por experiencia propia, que es cierto. Se caen, y no es poco, se caen a montones, enormes y gruesos mechones que van cayendo conforme los mueves.
No exactamente mientras los mueves, eso solo fue una figura literaria que me gustó un poco, pero si mientras vives. Cada que lavo mi cabello, por ejemplo, los veo caer, se me quedan en las manos como se me quedaron las piezas de un viejo juego de ahogados. O como se me quedó el envoltorio de un chocolate que vio su fin en la piel de alguien y en los labios de un segundo. Así se caen. Y no hay mucho que hacer al respecto, no hay mucho por hacer porque ellos igual serán sólo recuerdos. Al cabo de un rato serán solo viejos fantasmas que dejaron el barco antes del final.
A mi no me molesta que caigan, leí un día que ellos también cerraban ciclos e historias y eso es bueno, a mi lo que me aterra es su cantidad, su frecuencia, lo mucho que me impresiona ver como ellos tienen la facilidad de simplemente irse.
Y aun tengo mil planes para ellos, como una vez le dije a un pibe que pasó por mi vida, como le dije a ese par de ojos encantadores, como le dije a un champiñón que perdía las noches por convencerme en darle la oportunidad de llenar mi habitación de hojas secas, como le dije a una creación casi perfecta, como le dije a un viejo amigo y amor, como le digo a cualquiera que signifique algo. Aun tengo mil ideas para ellos y mil planes pendientes. Tengo cambios y revelaciones y hace falta rebelarnos. Y hay mil cosas más, por las que no pueden caer, no deben caer, no quiero que caigan. Hay mucho pendiente, y solo una vieja idea, aun no he terminado con ellos.
Los rizos se caen, abandonan el barco, no así los recuerdos, eso esta claro. Los recuerdos escogen quedarse con tantas ganas como los otros se van. Como si pudiera evitarlo, como si quisiera. No voy a negarles la oportunidad de irse, si pueden escapar antes de pagar el precio que así sea,yo debo pagar. Todo tiene un precio, fue lo primero que aprendí, después de leer y antes de amar. Todo lo que te dan lleva un precio, precios que a mi no me agrada pagar. Por eso ellos caen, para evitar pagar.
Los rizos se caen, se van. Ojala su recuerdo pudiera irse también, incluso si mi risa se va con él.

Someone like you

Never mind, I'll find someone like you.

All those cheesy songs are going to make me sick. I'm heartbroken, I'm not in the mood to listen someone saying words of love or saying things like 'I'll drink the oceans for you'. (Bad translation of a phrase from a book).
All I want is to run away, to go to his door and ask for a hug. Just that, a simple hug, one of those where he used to put his head on top of mine and his arms around my shoulders and stay like that for a while. Just listening to my breathing. Letting me listen to his beats. That's it.
All I want is being capable of seeing him without the knowledge that I'm not over him, that I'd still give everything just for one last kiss. Because I would. I would have sacrificed even my own originality if that could have made him love me. It's never going to happen. And so I see him and keep walking trying not to cry in front of him, trying not to let him see how much I want him, how much I need him, how much I miss those moments when he was the only thing I needed to smile.

Sometimes it lasts in love but sometimes it hurts instead.

And I don't believe there could be someone else like him in this whole damn world but I say I do. I can not let them know I'm still dying, I'm still drowning, in a hopeless love.

Nothing compares, no worries or cares, regrets and mistakes, they're memories made. Who would have known how bittersweet this would taste?

I could never get over it, I know it. I'm faced with the fact this might have been my one true love (It feels a lot like it). So get over it. I'm stuck on an one-sided love and it's ok. I wouldn't change this. 

There's no one like him. I can deal with it. 
I can't love anyone else? I can face it.
I can't make him happy? I burst into tears when I realize of it but I can also face this. 
I need to move on? This is what's costing me so much.

(Someone like you - Adele)
As if I didn't know it all comes with a price. 
It's never been any other way.

Ese juego que no era juego

Suponía que en algún momento se iba a aburrir, que uno de esos días le vería y sencillamente no iría a saludarle con la misma esperanza con la que siempre lo hacía. Ese no era el día.
Habían empezado a jugar un tiempo atrás, si es que era un juego. Así lo veía ella, así lo llamaba, no era otra cosa. Consistía simplemente en acompañarse, en hacerse compañía cada que alguien estaba desocupado.
Era un buen trato, uno de esos que no se mencionan mucho. Era una vista agradable, deseable, y agradecía el extraño evento cósmico que permitía que en su compañía ella no pensara en todo eso que la acosaba. No sabía si a él le representaba algún beneficio, independientemente de la compañía, pero para ella funcionaba.
Y aunque nunca pudo negar que si quería que pasara algo, cualquiera en su sano juicio lo habría querido, no le importaba si nunca pasaba. Era algo sencillo y sin que nadie se involucrara.
Y para ella estaba todo bien, era todo válido, porque al jugar no pensaba en su propio demonio personal y eso era algo que nunca había conseguido, que nunca conseguía, excepto con él. Y claro, la belleza le podía.
En algún momento iba a aburrirse, si, pero aun no llegaba el momento.
Mientras tanto jugaba, ese juego que no era juego, y buscaba mil formas de alargar los momentos y de hacer sonreír a su compañía porque esa sonrisa valía mucho. Desde una lluvia en un balcón hasta un atardecer en una azotea. Era algo que bien valía lo que costaba.
Y la sonrisa con la que se quedaba ella, eso no tenía precio. La sonrisa le quedaba pegada al rostro por largo rato. Sólo con eso, sólo con una conversación donde incluso era ella quien hacía casi todo el trabajo, hablando de todo y de nada mientras él dibujaba o fingía dormir. No le permitía irse, sin embargo, le pedía que se quedara y ella lo hacía.
Claro, sabía que se acabaría un día, pero le gustaba jugar y hacerlo sonreír. Le gustaba conversar y abrazarlo de improviso cuando él no lo esperaba porque su sorpresa era encantadora. Y ella no negaba que le gustase, nunca, pero sabía que nada pasaría ni lo esperaba.
Se daba el lujo de jugar un juego que si le gustaba.
Se daba el lujo de ser ella y que se divirtiera.

22 oct. 2013

A veces, tan solo a veces, lo que está siendo es lo que parece.

Sueños raros y esos. 

Y lo creo, supongo, porque lo he sabido siempre. El único motivo de reticencia es el no querer dejarme jugar un juego donde puedo perder. 
Y supongo que no es muy bueno que piense en mundos aleatorios antes de dormir, no a menos que quiera otra de esas revelaciones fatales en mis sueños (siempre supe que me iría). 

En fin, es lo que parece. Un juego y una declaración de principios. Sonríe, es tan extraño que sonría que casi da miedo. 

21 oct. 2013

Cuando me interesa una respuesta de alguien en concreto, la pido. No respondan a aquello que digo si realmente no saben a que viene, eso no me hará pensar que me conocen, me trae sin cuidado. 

Y tu, no hagas cosas como las que haces porque hay detalles que no puedo omitir. Extraño las conversaciones unilaterales donde yo era la banda sonora de rarezas, como siempre, extraño algo que sólo yo valoro, supongo. Aunque tu también extrañas eso, creo.
No pienso meterme en discusiones filosóficas sobre la duración exacta de las relaciones o el tiempo que toma superar algo. No tiene caso. Al final sea como sea siempre estás hundido en algo que no manejas.
Volvemos a donde estábamos, sin creer mucho en el amor, por no decir no creer en absoluto, y sin esperar nada de un mañana que quizá no llegue.
Sigo preguntándome si estará bien, qué será de él, si sonreirá. Sigo firme en mi resolución, me niego a dejar que me saquen de mi sitio, de ese lugar donde me siento tan cómoda. Me niego a permitir que me acose en otro sitio más que en mi propia mente necesitada.
Y yo sé lo que quiero, qué cambios quiero. Sólo necesito un si, una sola vez que lo digan, eso es carta blanca. Sólo necesito encontrar un socio, una socia, alguien que me apoye realmente en este plan macabro. Sólo necesito algo de tiempo y un poco de paciencia, y todos podrán desaparecer.
Sólo necesito un poco más de paciencia.
Y que baje la guardia mientras juega a que no le importa y a que soy demasiado buena para jugar también.

19 oct. 2013

Dije que era la última, planeo cumplir eso, sin embargo a veces es tan difícil como dejar de respirar.

16 oct. 2013

Como si tuviera planes.

Ella se pregunta qué planes tenemos. Como si tuviera algún plan. Como si todo no estuviera flotando en el aire, en la estratosfera, mientras yo intento agarrar algo. Entre otras, empiezan o empiezo yo a notar lo mucho que me malinterpretan, lo mucho que equivocan mis palabras. Empiezo yo a ver lo cierta que era mi declaración al decir que había mas que lo que se podía ver y lo difícil que seria. No le veo el caso a que sea fácil, no me divierte, y yo busco la diversión. Uno de los amores de mi vida, pero de los permanentes, dijo un día que soy hedonista y cruel. No se qué tan cierto sea lo de cruel pero la parte del hedonismo se la concedo. Pocas cosas logran alejarme de esa búsqueda constante de placer y alegría, de dicha, de paz. Ejemplo, me duele la espalda como el infierno por aun así seguiré trabajando en el peluche porque quiero terminarlo.
No es tan malo después de todo, podría estar haciendo cosas peores. Podría estar en brazos de algún inglés de acento sexy y ojos azules en su hotel (no pregunten como es que esto sería posible que  me duele haber perdido la oportunidad de siquiera un beso o un nuevo amigo), y no lo estoy. Estoy aquí, en mi cueva, en mi cama, esperando que mi espalda deje de dar semejantes gritos y pensando en si quizá habrá algo mal ya que no quiero saber nada del mundo fuera de mis paredes. Tengo episodios, si, esos donde no quiero saber de alguna persona en especifico porque simplemente no estoy de humor para esa persona, porque no puedo soportarle, y aun así es curioso que esto ocurra respecto a todos, es sumamente curioso.
Los recuerdos parecen un maremoto, eso lo sabemos, y son cada vez peores. Hasta la guillotina es buena si la ves a través de la nostalgia, pero acá no hay nostalgia, acá había amor y ahora no se que haya, y entonces, querida, la corriente nos arrastra.
Como si fuera posible hacer un plan de cualquier cosa ahora.

15 oct. 2013

Calma

Es quizá producto de mi sobre explotada mente, de mi condición de cansancio extremo, de nostalgia, de desconcierto, de decepción, quién sabe. Hay demasiada calma, eso lo sé. No es algo usual, no es la tranquilidad normal del paisaje, hay una calma diferente, una que no encaja. Hay demasiada tranquilidad y demasiado silencio. Los arboles no se mueven, ni siquiera las aves cantan. Hay personas en la calle, si, pero ni siquiera ellos se atreven a hablar en voz alta.
Son todos tan silenciosos como los que más, como monjes en medio de sus oraciones o como cuando te quedas en silencio al jugar al escondite para que no puedan hallarte.
Hay demasiada calma y estática en el ambiente. Una sensación eléctrica.
Ya ha empezado a llover.

Conversaciones Interesantes XLIV

- No -le dijo ella-, esa no es la forma. Deja de jurar saberlo todo.
+ Pero -él parecía confundido-, yo te conozco.
- No -repitió ella-, no me conoces. Crees hacerlo, y de uno a otro la diferencia es enorme.

(Y el cielo se cayó porque al empezar a suponer se le olvidó que ella odiaba que hiciera eso mismo.)

If I die young o si descubro que toda la vida es demasiado tiempo

Si muero joven entiérrame en satén...

Y cúbreme de besos, también eso. 

No, no me cubran (s) de besos. Ni siquiera (t)se acerquen(s) a mi. 
Lágrimas corren, una tras otra, casi siempre vienen cuando no estoy poniendo atención, cuando bajo la guardia y no pienso en lo mucho que trato de no pensarle (te). 
Es complicado, supongo. Suponemos. 
Todos juran, dicen, gritan al viento. Y tu sólo observas, esperas, escuchas y ruegas por que un día llegue tu turno. Y lo sabes, en el fondo, muy en el fondo, lo sabes. Y te preguntas si realmente hablan en serio cuando dicen que hay cosas que a veces toma toda una vida olvidar, porque toda una vida es demasiado tiempo, especialmente cuando es de noche y no te importa mucho nada de nada, especialmente cuando sabes que al final harás daño y romperás cosas que no deberías romper. Toda una vida es demasiado tiempo. 
Hace mucho dije que pasaría por esto gustosamente si eso me permitía sentir, si eso me permitía olvidar una vieja herida. De haber sabido que me tomarían tan al pie de la letra y me obligarían a sufrir un desamor al completo, bueno, quizá lo habría pensado dos veces. Habría dicho lo mismo, though. No lamento eso. Creo que no podría nunca, no lamento el brillo del sol aunque a veces me queme y me deslumbre. 
Si muero joven, quiero dejar claras un par de cosas. Primera. Esto me está matando, tan lentamente como el crecimiento de un árbol pero me mata.Poco a poco, pulgada a pulgada, mis resoluciones ceden. Dije firmemente que era la última vez y lo mantengo, no más, sin embargo eso no evita que me encuentre recordando. Cuando bajo la guardia, especialmente cuando duermo, las palabras se cuelan en mis sueños, esa presencia de la que vivo escondiéndome, esos ojos que siempre deseo que me vean, ahí son reales. Y nunca quiero despertar, no importa cuanto duela, no importa si lloro en sueños o si grito su nombre mientras mi mundo se rasga a la mitad y todo se desmorona. Entonces despierto, entonces sé que es un sueño, y eso quizá lo hace todo peor, I guess.
Si tuviera el suficiente tiempo podría hacer algo, espero, podría dirigir una flota entera de naves espaciales que fueran a destruir ese planeta de sueños donde vive. O crearía la poción perfecta para olvidar. O me diría una y otra vez que mañana volverá a haber un sol. No importa, está todo en mi mente. 
Send me away with the words of a love song.
Si tuviera suficiente tiempo, quizá cambiaría mucho.
Sigo pensando que toda la vida es demasiado tiempo para olvidar, que hay preguntas que no quiero responder, que hay cosas en las que no quiero pensar. 
Podría gritar, bien lo sabes, si vuelven a decirme su pequeña o a ponerme algún mote idiota, eso no va conmigo. Eso sencillamente está reservado para grupos específicos y momentos claros, nada de romántico, nada de dulce, nada de tierno le veo. Repulsivo incluso, lleva demasiadas cargas de cursilería como para ser siquiera de mi tipo.
Podría romper algo como vuelva a encontrar razones para bajar la guardia. No puedo bajar la guardia. Demasiados recuerdos, demasiadas ideas, demasiados links mentales como para que deje de doler. 

What I never did is done

(If I die youg - The Band Perry)

6 oct. 2013

Amar es destruir, y ser amado es ser destruido. (Jace)

Venga, caete a pedazos mientras la luna brilla

Cuando aprieta el corazón.

No podemos siquiera llorar ya. Y eso da miedo. Las lágrimas corren solas, llenan mi rostro y mi almohada de su nombre, de su imagen. Curioso, estar tan cerca y tan lejos de alguien. No existir siquiera. Curioso, caerse a pedazos cuando todo debería ir bien. Es como comparar el chocolate con las fresas. Siempre inclinaré la balanza por uno, ese que tanto daño hace.
Las lágrimas corren, si, pero el sollozo se me atora en el pecho, en la garganta, y cuesta mucho respirar. Cuesta mucho mantenerme en una pieza.
Pasado el escenario, ya he pasado por ti.
No había estado aquí antes, y salir es difícil, no imposible, no creo, pero si difícil. Podría incluso decir que desconozco su nombre, nunca lo supe, creo. Sabe igual que ayer, este recuerdo, esta pena.
Y quizá la peor parte no es que duela, no, eso es manejable. Quizá lo peor es no poder abrirme, no poder sacarlo. No me equivoco al decir que hay algo defectuoso. No se abrirme, no se confiar, porque me han dejado caer mucho, muchísimo, y los humanos como los animales huimos del dolor.
La que hizo en la guitarra marcas que hacen cicatriz.
Y hay una luna en un cielo que me ve y que le ve, y que incluso sin verla, sabe qué hay en mi, sabe qué soy. Y sabe también que la confianza no es algo que yo entienda, no cuando duele tanto, no cuando no soy la única que puede salir herida. Menos aun puedo cargar a alguien con mis penas, va contra mi naturaleza.
Despierta.
Ni siquiera yo me soporto, ni siquiera yo estoy presente para mi misma cuando las cosas van mal, destruyo y rompo todo, así que no pidas estar, yo no te abriré la puerta. Ni siquiera yo tengo la llave.
Tras un ojo llega el otro ...
Pero yo nunca he esperado ni esperaré que te quedes.

(Más de un 36 - Andrés Suarez)

5 oct. 2013

Mira que somos un lio, eh.
You hold your head in your hands and ask yourself what's wrong with you.
There's nothing wrong with you. Everything's wrong with you. Who knows? At this point is all useless and pointless. Let's be honests, you don't even want to be known or guessed. You don't want to be missed or asked. You want to escape, to run away, to disappear.
Pierdes control de tus manos, dejas a los demonios aflorar a la superficie, las lágrimas pujan en tus ojos por la razón más tonta para salir en caudal. No es la gran cosa, nunca lo es, simplemente somos un lío descompensado.
Míralo así, hay días en los que ni siquiera querré verme a mi misma. Días en los que no quiero verme a mi misma. Días en los que prefiero un libro, una película, mis propias letras, días en los que yo misma no me soporto o entiendo y quiero alguien que me abrace y sostenga y me soporte con todo y mis descompensadas.
Some days I just want to run away and leave everything behind. Don't want to be here anymore. Don't want to be with anyone. I want to be by myself, not to make plans, not to dream, just be me and stay with the things I know for sure. And that is: I am the only one who won't ever leave and that's just because I can't. We're one.

4 oct. 2013

Soñé con él. Curioso. Hacía tiempo un sueño no me afectaba. Supongo que fue a causa de la impresión de verlo y hablarle, así como si nada cuando si todo. Soñé también con eso que tanto quería que ocurriera, ocurriendo, y yo era lo suficientemente fuerte para decir no, para decirle, explicarle, que ya estaba cansada. En mi sueño, claro, había alguien más. Con nombre y todo, pero como no quiero polémicas me lo reservo, al final aún no le conozco siquiera. Y ese alguien más sirvió para secar mis lágrimas, para quererme y cuidarme, se puede vivir una vida completa en un sueño. Ese alguien más aunque parecido era sumamente diferente. Era alguien diferente y eso era bueno. Se parecía un poco a mi Jack, y eso es todo lo que diré.
Hacía tiempo no soñaba yo con algo que me afectara, hacía tiempo yo no era capaz de hablarle, hace tiempo no dormía yo en esa cama ajena a la mía.
Hace tiempo le doy vueltas a una idea, un deseo, algo que me metería en problemas pero calmaría una mínima parte de mi ansiedad. Sigue siendo un no, por ahora, hay cosas que hasta yo sé que no deben hacerse, pero la idea está siendo barajada.
Demonios, hace tanto que no soñaba algo así que estoy algo perdida hoy. No quiero verlo, hoy no tengo valor, ese lo agoté ayer con un hola y un adiós.

3 oct. 2013

Veamos, hace días que me perdí, lo sé, pero todo ha sido un poco extraño y he estado desequilibrada. Muy desequilibrada. 
Empecemos por el que no me gusta notar que hay cosas que aún me importan, y me importan mucho, cosas que me duelen mucho. Encontrarme con alguien a quien siempre quise conocer en las circunstancias más extrañas no es bueno. Encontrarme a la causa de mis males de frente, decir hola y conversar, fingir que no recuerdo que no le gusta su primer nombre, fingir que olvidé cómo solía llamarle, fingir que apenas y me importa si nuevamente deja crecer su cabello y si sus ojos brillan o si lleva la camiseta que me gusta. Todo eso es posible, todo eso es parte de mi mal karma.
Y aunque hoy no me deshice, las palabras se me quedaron en la garganta, no el hola o adiós sino las demás, las importantes. 
Y me preguntó por qué le abrazaba, supongo que le extrañé.
Y me abrazó porque me extrañaba, yo también.
Y discutían algo que no me interesaba, yo no quería estar ahí.
Y empezó a llover y el mundo se arregló un poco.
Y no sé ni tu nombre, dice la canción, y es la de esta noche.