Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

23 oct. 2013

Un último instante antes de irme. 
QUIERO GRITAR. Y romper algo, de paso. 
Necesito realmente algo de violencia física. No tengo intenciones de volver a destrozarme la mano pero, quien sabe, eso podría ser útil.
Estoy a punto de tirar la toalla, cosa que sé que no haré pero me gusta amenazar con que si. 
No, en este punto el chocolate no me salva, pero gracias de todos modos.
Quiero gritar y romper algo pero no será hoy, lastimosamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.