Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

29 oct. 2013

Y estaba contentísimo ...

Vivimos buscando un espacio donde el quiero no sea equivalente a un no debo.
No es sencillo. Queremos cosas distintas, queremos cosas poco usuales. Cosas alternativas.

Recuerdos y recuerdos que me sugerían que de todas formas algún día diré ...

Que irracionales somos los humanos, enamorándonos de aquellos que nos van a dejar atrás.
Y no es por mi, hoy es por ella, por esa vieja amiga que acaba de aprender que el amor duele como no tiene idea.


Estaba contentísimo - Tiziano Ferro

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.