Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

23 feb. 2014

Lo había dicho Cortázar ...

Ya decía yo que quizá Cortázar tenía razón...
Ya decía yo que quizá Cortázar tenía razón...
De pronto fue en un momento de locura que se me ocurrió la idea, ese tipo de ideas que se nos ocurren cuando estamos tan cerca del fondo que ya no importa bajar un poquito más (un poquito o mucho, da igual, si no ves el sol no piensas mucho en qué tan lejos está). Perdí el miedo a caerme cuando me soltaste, cuando tus manos dejaron de sostener mi cintura, supe que caía. Supe que golpearía el suelo, con fuerza, como los meteoros que caen o como los globos con agua que se lanzan de lo alto de edificios para divertirnos. Tus manos eran un pequeño vicio adquirido, una mala costumbre que había adoptado como mía y que amaba, adoraba, atesoraba como si fuera el aire en mis pulmones. Me preguntarás si eso se puede, respirar a través de ti, respirarte, y yo no sé qué decirte porque creo que se puede y creo que no. Es una cosa complicada, ves, es una de esas cosas donde nadie se pone de acuerdo del todo y se presta para enredar más la madeja y desaparecer el final del nudo. Ya lo había dicho Cortázar, te deja estaqueado en mitad del patio. Y yo no sé si eso valdrá como respirar(te), no termino de aclararme al respecto, pero se le parece demasiado. Y es que al haber dicho él algo como eso, ¿habría sabido que sus palabras se me enredarían en el alma, que serían ese tatuaje con el que quiero cubrir mi espalda -en ese punto donde se cruzarían mis alas de haber sido un ángel y no humana-, que serían la frase que se me atorara en el cuello cada dos por tres que no fuera seis? Tengo la impresión que quizá sí lo supo, no del tipo de saber que te da una convicción o certeza sobre algo, pero si ese saber que te la una leve idea, un destello de una impresión, debía saberlo, espero que lo haya sentido. Y cuando él soltó mi cintura y me vine al suelo, y entendí a Cortázar, busqué un par de alas. Adopté sus alas, le adopté a él. Le usé como puente, como columpio, como paracaídas. Le usé como salvavidas y aunque él soltó mi cintura yo no solté su recuerdo. Y me escondo ahora entre la música, entre las letras de esas declaraciones de amor honestas y crudas que hablan no de 'para siempre' sino de 'por ahora' y de 'mientras dure', que es más honesto que decir que 'para siempre'. Un día desperté y tenía el cabello enredado en el cuello y su nombre atravesado en la garganta, tenía las manos dormidas y no sentía media cara, la almohada estaba empapada en lagrimas. Ese día lo dejé ir, ese día solté su recuerdo y empecé a caminar en otra dirección, hacia adelante, hacia un lado, no sé bien hacia donde caminé pero fue en otra dirección. Ya no hacia él. Mis manos no se acostumbraron bien a la falta de las suyas, lo reemplazaron, como se suele hacer con la ropa, cambias algo viejo y gastado por algo nuevo, escogieron lápices, pinceles, tizas, hojas, libros, letras, otras manos. Esas fueron las peores, las otras manos. Pasaban entre mis dedos temporalmente, llenas de calor y de ternura, dejaban un rastro de besos que se sentía como si ya hubieran estado ahí en un pasado, en una vida distante o en otro futuro por llegar. Eran como agua, es la mejor explicación, mis manos no lograban sostenerlas, no lograban retenerlas, ni siquiera intentaban hacerlo. Los dejaba escurrir porque no eran lo que buscaba al final, no era como dice Cortázar, que llevamos en el bolsillo lo que andamos buscando, yo ni en mi bolsillo ni en la mano ¿cómo lo meto a mi bolsillo? Mide casi un metro setenta, tiene veinti tantos, ojos claros, cabello oscuro, extraño, solitario, un niño perdido en un mundo extraño y lleno de miedos, vamos que no puedo meterlo al bolsillo. Tampoco podía mantener esas manos atadas a mi. Divago, tiende a pasar, cuando se trata de él es lo que hago. La idea que se me ocurrió, esa alocada idea que tuve al tocar fondo fue decir adiós. Suena extraño, porque dije adiós hace tiempo cuando solté su recuerdo, pero había un adiós que me faltaba decir: el de mis labios. Sus labios, sus ojos, sus manos, su él, habían sido los últimos en tocar mi piel, los últimos cuyo calor sentí, los últimos que quise sentir. Decidí que era momento de decirle adiós también a eso. Busqué a alguien, alguien que valiera la pena, alguien con quien me sintiera bien, y dejé que sus manos y sus labios desaparecieran de mi cuerpo. Sus manos ya no son las últimas, sus besos no son los últimos, ya no es su amor el último tampoco, pero sigue siendo él  en quien pienso al leer a Cortázar y que vos no escogés la lluvia que te va a calar hasta los huesos al salir del concierto. Mi concierto acabó en un diluvio y sigo sin saber nadar.

21 feb. 2014

Conversaciones Interesantes XLVII


- Me estoy aficionando a eso de las cartas escritas a mano

*Suspira*

+ Deja de desarrollar aficiones por cosas tan complicadas.

*Suspira*

- Es simple, sólo necesito que alguien se deje querer.

*Suspira*

+ Esa es la parte más difícil de todo.

13 feb. 2014

I guess the cold actually never bothered me. 

It's so much better than some feelings.
Let it go.
The cold never bothered me, anyway.


Es sólo un Bloody Fucking Valentine.

El mundo no se acaba con el Bloody fucking Valentine.
Hay más, mucho más. Te lo podría jurar.
Algún día te enamorarás en serio, sabrás lo que es estar realmente al borde de la locura por alguien, quererle con todo lo que eres y lo que no, sabrás lo que se siente un verdadero corazón roto, el dolor que no te permite llorar, las pesadillas nocturnas, los miedos y esperanzas que luchan cada que sales a la calle porque quieres y no quieres verle y ya no sabes qué quieres. Un día sabrás lo que se siente desear algo con tanta fuerza que tus manos pican por tenerlo pero aún así no lo tienes, sabrás lo que es morirse por dentro al ver a esa persona reír y ser feliz en una vida que no te incluye, aunque todo lo que tú puedas desear sea precisamente que esa persona sea feliz. Un día, si tienes muy mala suerte, te encontrarás incluso consolando a la persona que tanto quisiste porque le está yendo mal en el amor. Entonces vas a saber qué es dolor, ahí sabrás lo que es estar solo un Fucking Bloody Valentine.
No me digas a mi que tienes miedo, miedo es pensar que la persona que tanto amas puede nunca llegar a ver lo maravilloso que es, miedo es pensar que no podrás amar de nuevo con tal intensidad, miedo es pensar que tu corazón no va a poder reconstruirse, e incluso eso no da tanto miedo. Un día entenderás que cuando se quiere a alguien todo vale la pena, desde el primer beso lleno de timidez  y expectativa hasta los cursis momentos tomados de la mano y prometiéndose el mundo, pasando por las discusiones y las lágrimas, incluso los finales, los dolorosos y los no tanto, valen absolutamente toda y todas las penas del mundo. De pronto uno de estos días entenderás el sentido detrás de los poemas, detrás de las novelas, las cartas de amor, las canciones. Eso pasa cuando realmente te enamoras.
El Bloody Fucking Valentine no significa mucho realmente, es un día como cualquier otro, un día más en una cuenta que al final sigue estando vacía y que no puedes llenar tan fácilmente. Es posible que un día de estos sepas exactamente por qué tanta gente da la vida por un beso, por qué se libraron las guerras y por qué cayeron los imperios.
Es posible.
Te diría que lo contrario no es posible pero he vivido lo suficiente para no afirmar algo así. De todos modos, el amor vale la pena. Aunque sea asquerosamente cursi, rosa y a veces doloroso, vale la pena, vale la vida, vale la muerte, lo vale todo. Y de pronto un día entenderás eso.
Te podría jurar que deseo que entiendas eso, aunque a mi jurar no me guste. Realmente podría.
De pronto es porque pienso que así el Bloody Fucking Valentine no se te haría tan malo. Quizá podrías hasta soportarlo, no lo sé. Eso creo. De todos modos, espero que algún día lo sepas, porque así entonces verás que este no es el fin del mundo, que todo apenas empieza.
Y no sé para qué te escribo, si al final no leerás esto, creo. Si al final fue todo algo momentáneo cuyo destino efímero sólo yo desconocía. En fin, es creo debido a tu comentario sobre el Bloody Fucking Valentine, o a que siempre escribo algo en esta fecha o a que simplemente tenía la idea. Quién sabe.
Sólo quería que supieras que pasar el Fucking Bloody Valentine solo, se sobrevive. Yo lo he hecho siempre. No es tan cruel como dicen.
Y aunque para mi el Bloody Fucking Valentine sea un día más de la cuenta, supongo que para ti vale algo y por eso mi idea.

Happy Bloody Fucking Valentine?

12 feb. 2014

Fuck?
Me ha tomado qué, ¿una semana?, embarrarla.
Seguro rompí uno de mis records. 
Y me siento como la peor persona posible.

Y yo, que estoy pidiendo que me perdonen, debo estar mil veces peor de lo pensado porque tanto como estoy al borde de las lágrimas como estoy realmente deseando que me digan que todo va bien. 
Realmente, creo que empieza a asustarme.

7 feb. 2014

Si, esto tiene nombre. 
Se llama caos.
Es la mala costumbre de quien sea que escribe los planes de darlo todo en un solo momento.
Y cuando, como yo, te ves en una enredadera de caminos cruzados, como que empiezas a entender por qué tanta gente se pierde.
Mantener la objetividad no es tan sencillo.
Elegir tampoco.
No queremos elegir, eso implicaría un cambio, una traición a nuestros principios.
Compartimos un sueño.
Y mucho más.
Compartimos un recuerdo, un estilo.
Y mucho más.
Compartimos una conexión.
Y mucho más.
¿Es realmente necesario que nos decantemos por algo?
Digamos que no a todo.

4 feb. 2014

Into the night - Santana & Chad Kroeger



Like a gift from the heavens, it was easy to tell
It was love from above that could save me from hell
She had fire in her soul it was easy to see
How the devil himself could be pulled out of me

There were drums in the air as she started to dance
Every soul in the room keeping time with their hands
And we sang

Ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And the voices bang like the angels sing
Were singing, ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And we danced on into the night

Ay, oh, ay, ay, oh, ay, oh
And we danced on into the night

Like a piece to the puzzle that falls into place
You could tell how we felt from the look on our faces
We were spinning in circles with the moon in our eyes
The room left them moving between you and I

We forgot where we were and we lost track of time
And we sang to the wind and as we danced through the night
And we sang

Ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And the voices bang like the angels sing
Were singing ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And we danced on into the night

Ay, oh, ay, ay, oh, ay, oh
And we danced on into the night
Ay, oh, ay, ay, oh, ay, oh
And we danced on into the night

Like a gift from the heavens, it was easy to tell
It was love from above that could save me from hell
She had fire in her soul it was easy to see
How the devil himself could be pulled out of me

There were drums in the air as she started to dance
Every soul in the room keeping time with their hands
And we sang

Ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And the voices bang like the angels sing
Were singing ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And we danced on into the night

Ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay, oh
And the voices bang like the angels sing
Were singing ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And we danced on into the night

Ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
Ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
Singing ay, oh, ay, oh, ay, oh, ay
And we danced on into the night.


Into the night - Santana & Chad Kroeger


(Let me show you, this is, to me, the best song I've ever heard. Just like that. It's saved me from some abyss I can't even start to describe. It's given me peace and calmed down my demons when nothing else can. It's my shelter when I'm about to get killed on this crazy inner war. It's my song. That's it).

3 feb. 2014

I guess I can't actually tell whether I like it or not. 
This situation, I mean.
The fact of meeting someone and then feeling you've known them your whole life. The fact of playing the same game you love playing and finding out it could get even better if they play.
And I want to play. I want it really bad.
It's been a long, long time since my last serious game, since last time I decided it was worth the effort.
See, I haven't really played in a while. Why? I hadn't seen the point. Why would I play if it's not fun?
Now it's fun.
Now I think I can teach and learn. 
I definitely like those rules for a game.
And closeness, which is close to my main requests.
I guess I can't tell right now if I'm playing or not. 
I need to find out a little more.
But even if I don't get to play, it's fun.

Gosh, I had a long time without just letting it flow with someone. It's nice to see I can just talk and they'll catch up no matter the language I use.

I don't actually like spanglish but sometimes it's just great. 
I'll keep switching and playing. 
See you.

1 feb. 2014

Let it go 

...

The cold never bothered me anyway. 


(As you can see, I definitely love this song.)

Let it go - Frozen

The snow glows white on the mountain tonight,
not a footprint to be seen.
A kingdom of isolation and it looks like I'm the queen.
The wind is howling like this swirling storm inside.
Couldn't keep it in, Heaven knows I tried.
Don't let them in, don't let them see.
Be the good girl you always have to be.
Conceal don't feel, don't let them know.
Well, now they know!

Let it go, let it go!
Can't hold it back anymore.
Let it go, let it go!
Turn away and slam the door.
I don't care what they're going to say.
Let the storm rage on.
The cold never bothered me anyway.

It's funny how some distance,
makes everything seem small.
And the fears that once controlled me, can't get to me at all
It's time to see what I can do,
to test the limits and break through.
No right, no wrong, no rules for me.
I'm free!

Let it go, let it go.
I am one with the wind and sky.
Let it go, let it go.
You'll never see me cry.
Here I stand, and here I'll stay.
Let the storm rage on.

My power flurries through the air into the ground.
My soul is spiraling in frozen fractals all around
And one thought crystallizes like an icy blast
I'm never going back; the past is in the past!

Let it go, let it go.
And I'll rise like the break of dawn.
Let it go, let it go
That perfect girl is gone
Here I stand, in the light of day.

Let the storm rage on!
The cold never bothered me anyway

Let it go - Frozen (Movie)

Amores imposibles - Ismael Serrano.

Cuando caiga la tarde, lo verás salir
arrastrando de casa el calor del hogar.
Cortará alguna flor, besará a su mujer,
perseguirá la estela de un cometa fugaz.
Y en la calle lo verás abrir la flor de su secreto.
Y empezará a soñar.
Quizá vaya al billar a mirar hombres y posturitas 1.
Quizá invente una cita
con un Adonis para él.

Ningún hombre lo amó.
A nadie reveló su pasión y los juegos,
el deseo clandestino.
No hubo cartas de amor,
no hubo día del orgullo.
No le devolverán los veranos perdidos.
Y Cernuda lo ve suspirar, triste, desde el Parnaso.
San Sebastián asaetado reza por tus pecados,
llora por ti, no olvida
al que sufre en silencio
a su oveja perdida.

Miran al cielo y piden un deseo:
contigo la noche más bella.
Amores imposibles
que escriben en canciones
el trazo de una estrella.
Cartas que nunca se envían.
Botellas que brillan
en el mar del olvido.
Nunca dejes de buscarme
la excusa más cobarde
es culpar al destino,
es culpar al destino.

Cuando salga de clase, lo volverá a encontrar
en el lado salvaje, tras el humo del hash.
Él, dulce calavera. Él, corsario de barrio.
Ella, dulce muñeca. Ella, seria y formal.
Él no escucha el rumor de sus alas si pasa a su lado.
Pobre Blancanieves,
nuestro príncipe prefiere a la madrastra,
a la mala del cuento.
Él será la manzana
donde duerme el veneno.

Ella soñará un verso que él nunca escuchará.
Él no trepará sus trenzas una noche de invierno.
Ella soñará un viaje y no habrá despedidas.
Ni canciones de amor, ni Capuleto y Montesco.
Crecerán y en la espuma del tiempo
se deshacen sus sueños.
No quedará ni un recuerdo,
ni en la noche un lamento.
Quizá una leve herida
que lavará el olvido
o el agua de la clepsidra 2.

Miran al cielo y piden un deseo:
contigo la noche más bella.
Amores imposibles
que escriben en canciones
el trazo de una estrella.
Cartas que nunca se envían.
Botellas que brillan
en el mar del olvido.
Nunca dejes de buscarme
la excusa más cobarde
es culpar al destino,
es culpar al destino.

Caminando hacia el sur, tomando la autopista,
han abierto un garito, muy cerquita del pueblo,
donde huríes 3 desnudas venidas de cien mundos
celebran cada noche catorce de febrero.
Y en la aldea un hombre suspira si el neón se ilumina.
No tuvo Eva este Adán,
no hubo asiento de atrás,
ni caricias, ni cartas perfumadas,
no hubo cita en el parque.
No hubo chicas de Plan 4.

Cuando caiga la noche lo verás entrar
como cada domingo aseado y puntual.
La encontrará en la barra, como a un delfín varado
que ha perdido su estrella, que un día expulsó el mar.
Ella escucha y él, enamorado, desnuda sus miedos.
Entre el ruido, benjamines de champán
y otros delfines cobrando su rescate
a náufragos perdidos
sueña raptar a su amante.

Miran al cielo y piden un deseo:
contigo la noche más bella.
Amores imposibles
que escriben en canciones
el trazo de una estrella.
Cartas que nunca se envían.
Botellas que brillan
en el mar del olvido.
Nunca dejes de buscarme
la excusa más cobarde
es culpar al destino,
es culpar al destino.

Amores imposibles - Ismael Serrano.

Últimamente - Ismael Serrano

Últimamente ando algo perdido,
me han vencido viejos fantasmas,
nuevas rutinas.

Y en cada esquina acecha un ratero
para robarme las alhajas, los recuerdos,
las felicidades.

De un tiempo a esta parte
llego siempre tarde
a todas mis citas.

Y la vida me parece una fiesta
a la que nadie
se ha molestado en invitarme.

De un tiempo a esta parte
me cuesta tanto, tanto, tanto, no amarte,
no amarte.

Últimamente ando desconcertado,
así que ponte a salvo, porque en este estado
ando como loco.

Y me enamoro de mujeres comprometidas,
llenas de abrazos,
llenas de mentiras.

De un tiempo a esta parte, a mi amor propio algo le falta,
lo has dejado unos puntos
por debajo del de Kafka.

Y la vida me parece una fiesta
a la que nadie
se ha molestado en invitarme.

De un tiempo a esta parte
me cuesta tanto, tanto, tanto,
me cuesta tanto no amarte.

Últimamente planeo una huida
para rehacer mi vida,
probablemente en Marte.

Seguro que allí no hay nadie empeñado en aconsejarme:
"Ismael, ¿qué te pasa?
No estudias, no trabajas".

Y qué vamos a hacerle,
si es que últimamente ando algo perdido,
si te necesito.

De un tiempo a esta parte
me cuesta tanto, tanto, tanto,
me cuesta tanto no amarte.

Han de venir tiempos mejores,
cometeré más errores, daré menos explicaciones,
y haré nuevas canciones

en las que te cuente cómo, últimamente,
son tan frecuentes tristes amaneceres
ahogando mis finales,

repetidos, cansados,
miserables,
llenos de soledades.

De un tiempo a esta parte
me cuesta tanto, tanto,
me cuesta tanto no amarte.

Últimamente - Ismael Serrano

Teoría N° 6. Soy una persona visual.

¿Cómo negarlo?
Si, lo admito, soy un tanto (si es que no muy) superficial. Sin embargo, y sin querer excusarme, no se debe a que no me importen las personas.
El motivo es simple, soy una persona visual.
(Creo haber leído eso en uno de mis libros preferidos. 'Soy una persona visual')
Pero es cierto. Soy una amante de las letras, del arte, de la belleza, y es ilógico que no sea visual siendo lo que soy. Tengo predilección por las cosas hermosas, por la estética y por aquello que juega con contrastes. No puedo negar que esto influya en mi predilección por las personas, sería una rotunda mentira. Influye, mucho. Suelo buscar la belleza y eso incluye rodearme de gente que me parezca si bien estéticamente bella o interesante. No se trata de preferir a la gente guapa, porque guapo no implica que me parezca 'atractivo' pero por ser visual suelo decantarme por ciertos estilos, formas, figuras.
Si, soy visual. Superficial si quieres. En principio me inclinaré hacia aquello que a nivel visual me agrada, me intriga o que simplemente me despierta curiosidad. Eso no significa que no me interese el contenido de las personas (contenido, como si fueran un recipiente, aunque los sean), claro que me interesa, más incluso que su apariencia, pero sigo siendo visual. Sigo siendo visual y por lo tanto tengo que luchar un poco contra mi búsqueda estética al momento de integrarme con gente del género humano (vamos que no siempre puedo integrarme). Tengo que avanzar a través de las lagunas y los constantes vientos que andan alrededor de los paisajes que me llaman para llegar a donde debo llegar. No es tan complicado, se debe sólo a mi falta de atención (si recuerdan a Dori de 'Buscando a Nemo' entenderán. Me pierdo en mi misma y nunca recuerdo hallarme), a mi constante ir y venir en mi propia mente.
Generalmente lo logro, eso de dejar de perseguir mariposas y ver lo que hay en el fondo de quien está a mi lado, no es tan complicado después de unas cuantas palabras. Se requiere eso, unas cuantas palabras, algo que logre llamar mi atención, algo que me saque del agujero de la artista o de la escritora y me regrese al del ser humano. Aunque la mayoría cree que los escritores vivimos siempre atentos a nuestro alrededor, a las personas, eso no siempre es cierto. Hay ocasiones en las que es una soberana mentira, un escritor, como yo lo veo, vive más en su mundo que en el mundo externo, más en paisajes y escenas que en personas como tal. Llevan/mos demasiados universos por dentro como para mantener los pies un cien por ciento en el suelo. Entonces no, no siempre se aplica que veamos primero a las personas que al paisaje.
Repito, soy visual. Lo sé. Y aunque pueda confundirse con superficial, no es lo mismo. Si fuese superficial me quedaría con la belleza, en aislado, me quedaría con el brillo y con la estética, y aunque lo haga, no es exactamente mi estandarte. Amo la belleza, si, pero si no tiene nada por dentro (y me refiero a una historia, conciencia, sentimiento o algo que le de vida realmente), deja de ser belleza para mi.
No sé por qué estoy hablando de esto. No suelo ponerme a describir el por qué de mis predilecciones o de mis vicios, por así llamarlos (ese vicio de perderme en ojos que reflejen el sol o de quedarme prendada de unos labios carnosos o de un abdomen que valga cualquier guerra), pero hoy estaba pensando en lo visual que soy y decidí que bien valía escribirlo.
Soy visual. Igual que soy emocional. Igual que soy literal. Igual que soy figurativa.
Soy un conjunto extraño de cosas que conviven, supongo, en formas que ni yo misma entiendo.
Soy visual, superficial si quieres.
Soy amante de la belleza.
No puedo cambiar eso.
No puedo hacer que el sol no brille.
Soy visual.
Soy muchas cosas más.
Soy visual.

Recuerdo - Ismael Serrano

Me levanto temprano, moribundo.
Perezoso resucito, bienvenido al mundo.
Con noticias asesinas me tomo el desayuno.

Camino del trabajo, en el metro,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos.

Y en el asiento de enfrente,
un rostro de repente,
claro ilumina el vagón.

Esos gestos traen recuerdos
de otros paisajes, otros tiempos,
en los que una suerte mejor me conoció.

No me atrevo a decir nada, no estoy seguro,
aunque esos ojos, sin duda, son los suyos,
más cargados de nostalgia, quizás más oscuros.

Pero creo que eres tú y estás casi igual,
tan hermosa como entonces, quizás más.
Sigues pareciendo la chica más triste de la ciudad.

Cuánto tiempo ha pasado desde los primeros errores,
del interrogante en tu mirada.
La ciudad gritaba y maldecía nuestros nombres,
jóvenes promesas, no, no teníamos nada.

Dejando en los portales los ecos de tus susurros,
buscando cualquier rincón sin luz.
"Agárrate de mi mano, que tengo miedo del futuro",
y detrás de cada huida estabas tú, estabas tú.

En las noches vacías en que regreso
solo y malherido, todavía me arrepiento
de haberte arrojado tan lejos de mi cuerpo.

Y ahora que te encuentro, veo que aún arde
la llama que encendiste. Nunca, nunca es tarde
para nacer de nuevo, para amarte.

Debo decirte algo antes de que te bajes
de este sucio vagón y quede muerto,
mirarte a los ojos, y tal vez recordarte,
que antes de rendirnos fuimos eternos.

Me levanto decidido y me acerco a ti,
y algo en mi pecho se tensa, se rompe.
"¿Cómo estás? Cuánto tiempo, ¿te acuerdas de mí?"
Y una sonrisa tímida responde:

"Perdone, pero creo que se ha equivocado".
"Disculpe, señorita, me recuerda tanto
a una mujer que conocí hace ya algunos años".

Más viejo y más cansado vuelvo a mi asiento,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos.

Recuerdo - Ismael Serrano

(Esta es una de mis canciones favoritas en todo el mundo. Habla de cosas que simplemente entiendo demasiado bien. Y claro, Serrano me mueve, tiene algo en su voz que llega hasta esos rincones de lo que se llama alma y me eleva.)

Podría ser - Ismael Serrano

Contando monedas para comprar cigarros
regreso a mi casa sumando derrotas.
Vuelvo sin excusas, sin paz ni trabajo
y a nuestro futuro le arrancan las horas.
Y en casa me espera
mi razón de vida,
el calor de hogar.
Llevo la vergüenza,
las manos vacías,
la precariedad.

Ella sonreirá, "saldremos adelante".
A pesar del tiempo sigue siendo bella.
La miro y recuerdo. No siempre los planes
salen como sueñas, eternas promesas.
Estoy cansado
de tropezar siempre,
del “ya le llamaremos”.
Quizá mañana
cambie nuestra suerte
y acabe este invierno.

Podría ser jardinero en Marte,
médico de flores, poeta ambulante,
deshollinador volando en tejados,
probador de espejos o un pirata honrado.
Quisiera ser hombre al fin al cabo.

Podría ser quizá delineante
de columpios rojos, un gran nigromante,
un cantor de nanas, quizá buhonero
y vender palomas, pócimas y ungüentos.
Pensándolo bien, me conformo con menos.

Enchufo la radio, no hablan de nosotros.
La luz de la aurora se vierte en la acera.
Ella me da un beso, yo me hundo en sus ojos.
"Suerte" me susurra y cruzo la puerta.
Quizá fuera encuentre
por fin la respuesta
o mi exculpación.
Llueve mientras sueño,
quizá cuando vuelva
haya salido el sol.

Podría ser cartero de Neruda,
pescador de estrellas navegando en la luna,
piloto de cometas, explorador de abismos,
quizá recolector de gotas de rocío.
Quisiera ser un hombre, es poco lo que pido.

Podría ser quizá delineante
de columpios rojos, un gran nigromante,
un cantor de nanas, quizá buhonero
y vender palomas, pócimas y ungüentos.
Pensándolo bien, me conformo con menos.

Podría ser jardinero en Marte,
médico de flores, poeta ambulante
deshollinador volando en tejados,
probador de espejos o un pirata honrado.
Quisiera ser hombre al fin al cabo.

Podría ser - Ismael Serrano

Pequeña criatura - Ismael Serrano

Voy a buscarte a la salida del trabajo,
a Madrid le faltan caricias y abrazos.
Se los daremos ahora.

"¿Cómo ha ido todo? ¿Me has echado de menos?
¿Sabes,? anoche apareciste en mis sueños,
llevabas menos ropa".

"Hoy he encontrado en el Segunda Mano
un piso modesto, céntrico, barato,
en el paraíso apenas a unos minutos,
si vamos en Metro, del resto del mundo".

Sueño con ello mientras mi calor te espera.
Impaciente, inexperto, yo quemo la cena.
Llegas tarde a casa.

"¿Dónde te has metido? Te creía perdida".
Me besas y aguantas mis bellas mentiras.
Traes por fin la calma.

Un día de estos te doy un susto y te pido,
seria y formalmente, que te cases conmigo.
Ay, mi vida, un día el susto te lo doy yo a ti,
y si me preguntas, te respondo que "sí".

Pequeña criatura, la esencia más pura
va en frasco pequeño.
Amor mío, ya lo sé, el mismo recipiente también
encierra veneno.

Asumo el riesgo, te miro y planeo
una vida contigo cargada de sueños.
Y si no se cumplen cuando despertemos,
con la luz del día ya veremos lo que hacemos.

Pequeña criatura, la esencia más pura
va en frasco pequeño.
Amor mío, ya lo sé, el mismo recipiente también
encierra veneno.

Asumo el riesgo, te miro y planeo.
Si te falta una almohada, yo te presto mi pecho.
Y si no te amoldas a sus recovecos,
con la luz del día ya veremos que hacemos.

Pequeña criatura - Ismael Serrano

Vuelvo - Ismael Serrano

Vuelvo al lugar en el que el reo echa las horas
mientras sueña y su coartada se desmonta,
al hogar vacío o a su boceto
roto e inconcluso. Allí vuelvo,
al lugar en el que la culpa me abriga,
donde me espera la nevera vacía,
correo a tu nombre en el buzón
y esta canción.

No digas que todo era mentira.
¿Qué fue entonces toda esta ceniza
que cubre los muebles,
que hoy esparce el viento,
y quema mis pulmones cuando vuelvo?
No digas que todo era una farsa,
¿de dónde salieron los fantasmas
que habitan la casa,
que lloran y abrazan
el olor de tu sombra?
Esa que me encuentro cuando

vuelvo al solar de la casa aquella que el lobo
–que es la vida– ha derribado con un soplo.
Vuelvo al futuro imperfecto.
Vuelvo y descubro
mi silueta en el suelo cuando
vuelvo al bar que cierra más tarde aquí en Madrid,
a la casa que contigo construí,
al mal presagio, al verano
en que nevó en el salón.

No digas que todo era una farsa.
Siento tanto haber perdido el mapa
que lleva al tesoro dulce y luminoso,
he olvidado donde lo escondimos.
No digas que todo era mentira:
los encuentros y las despedidas,
tampoco los días en que me decías
que todo iba a irme bien.

Aún queda tanto por vivir,
tantas cosas por hacer
aunque pesen los fracasos.
Cuántos veranos perdí
buscando aquella canción.
Siempre estuvo en tu regazo.

Nuestro error nunca fue amar
como si el jodido mundo
acabara en nuestro abrazo.
Que nadie te haga pensar
que no fuimos los mejores
cuando el sol ardía en tus labios.

Vuelvo y te encuentro en las cumbres y en el lodo,
la verdad es que te encuentro en casi todo,
siempre o casi siempre te encuentro.
Quizá por eso vuelvo.




Vuelvo - Ismael Serrano