Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

19 may. 2011

...

Bienvenido al derrumbe. A la implosión final.
Compra un boleto y entra al desastre.
Se cayó la máscara, salto la realidad.
Se quebró la ilusión y apareció la verdad.
Dame un minuto y te mostrare lo que podemos hacer,
Dame un segundo y lo destruiré.
Esa es mi perdición, esa es mi cadena.
Por naturaleza bloqueo y destruyo aquello que mi ser anhela.
Soy un iceberg de fuego, contraste ilógico de sueños y momentos.
Ironía materializada que encuentra imposible
Sostener una bandera sin iniciar una guerra.
Hoy sonaron las trompetas,
Las escuche desde mi cueva,
Las sentí desde mi escondite,
Desde mi destierro escuche el anuncio
Que declaraba el fin de mi mundo.
Intente escapar de la batalla,
Pero mi esfuerzo fue en vano.
Me vi atrapada en la guerra
Y acabe como perdedora sin ninguna tregua,
Derramando mi sangre para pagar aquella vieja deuda.

 
 
 
no se si esto tenga mucha coherencia para alguien que no sea yo....

Inexplicable

Hola, dijiste.
¿Me recuerdas? Fue tu pregunta. 
Eso basto. Eso llamo a todos aquellos recuerdos enterrados,
Cada uno más preciado que el precedente.
Aquellos momentos que había atesorado
Atacaron mi mente como si de una invasión tratase.
No tuve defensas, no encontraste barreras.
Arrasaste con tu dulzura toda muralla construida.
Quebraste cada muro y cruzaste las almenas.
Te convertiste en parte de aquella ilusión traicionera.
Llenaste el vacio que había dejado el olvido
Y ganaste como adeptos a mis solitarios sentimientos.
Dos locos enamorados, que enorme ironía,
Si tan solo supieras que es eso lo que mi alma ansia.
Pero nadie firmo un pacto para cumplir sueños.
Nadie construyo un pozo que materializara los deseos.
Juré no arrepentirme de aquello que una vez decidí,
Me prometí no convertirme en aquello que esa vez fui.
Que hilarante es esta vida, que debe estarse riendo a escondidas
Porque ni siquiera han enfriado mis palabras cuando me regresan a aquello de lo que escapaba.
Intente huir, debo admitirte que si, quise correr y empecé a andar.
Pero entonces paré. No pude continuar.
¿A dónde podría correr si no sé donde esta mi lugar?
Aquí estoy, sentada en la inseguridad.
Me aterroriza quedarme y observar,
Pero no logro mover mis pies para marchar.
Si acaso conoces una respuesta que me permita respirar,
Te suplico me permitas el aire recuperar.

17 may. 2011

Mmmm

Sera? Sera que las cartas son barajadas tan rápido?
Acaso es posible que las posibilidades se sucedan unas a otras tan rápidamente?
Suena mejor cuando lo consideras de esa forma.
Es mas excitante cuando abres la posibilidad, aquel cambio sutil que te encanta encontrar.
Aquella razón, aquella explicación que te fascina y paraliza el corazón.
Llenamos las ventanas de flores marchitas, cubrimos las sabanas de arena de mar.
Llenamos las habitaciones de detalles sin sentido buscando algo con que matar el tiempo.
Buscando algo que nos regale los oídos con aquellas palabras que tanto deseamos.
Sentimos con la vida, deseamos con el alma, soñamos con el corazón.
Tantas formas tenemos de vivir y desear que parece ilógico que aun no nos podamos hallar.
Creamos cócteles de emociones para simular reconocer aquello que tanto envidiamos en otros.
Fingimos sentirnos a gusto dentro de nuestra piel porque ¿a quien se le permitiría no estarlo?
Como si fuera verdad que estamos tan a gusto.
Como si pudiera ser cierto que deseamos todo lo que tenemos y tenemos todo lo que deseamos.
Y yo que no ocupo lugar en esa guerra muero del dolor al saber que los sueños simplemente sueños son.
Pero lo mas desconcertante, lo que aun amo tanto de la raza humana, es aquella incapacidad de rendirse
esa incapacidad de admitir la derrota ante el mundo, ante el futuro, ante la vida.
Intentamos una y otra vez hasta que funciona.
Fingimos una y otra vez hasta que nos creemos.
Es cierto, las cartas se barajan rápido. Pero gracias a que somos expertos manipulándolas.

2 may. 2011

:::: Divagando :::

Estamos jugando en una peligrosa ruleta llamada tiempo, vida. Llamada esperanza. Un carrusel de colores que llena los espacios vacios con todo lo que halla en el camino. Somos sombras de algo más, recuerdos de aquello que esta más allá. Zonas en blanco donde un pincel rellenara a su gusto con flores de cristal. y aun asi tenemos la osadia de preguntarnos si es que aquello puede ser cambiado. Y con todo y esto seguimos tratando de reinventarnos una historia, de recuperar una vieja gloria. Seguimos tratando de dominar lo indomable, de controlar lo inevitable. Somos eso. Intentos de manejar aquello que no esta bajo nuestro poder porque se nos hace necesario sentir que tenemos aunque sea una pequeña opinion en el curso de nuestro destino. Ilogicos e irracionales. Frios y sentimentales. Calculadores y dominantes. Somos la unica raza incapaz de enfrentarse a la oscura posibilidad de que no podemos controlar los hechos de nuestro alrededor. Pretendemos hacerlo y por momentos nos engañamos con exito. Pero la verdad es que nadie que haya intentado controlar la vida tiene autoridad para decir que ha logrado vencer y vivirla. Solo logramos vivir cuando renunciamos a nadar contra la corriente y decidimos flotar apaciblemente en el camino que esta ofrece. No siempre sera dulce, a veces sera amargo. Pero es seguro que sera mejor que no haberlo intentado.






Ni siquiera logre mantener una idea. ¿Como voy a poder mantener una guerra? A veces quisiera sencillamente renunciar.