Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

21 oct. 2013

Cuando me interesa una respuesta de alguien en concreto, la pido. No respondan a aquello que digo si realmente no saben a que viene, eso no me hará pensar que me conocen, me trae sin cuidado. 

Y tu, no hagas cosas como las que haces porque hay detalles que no puedo omitir. Extraño las conversaciones unilaterales donde yo era la banda sonora de rarezas, como siempre, extraño algo que sólo yo valoro, supongo. Aunque tu también extrañas eso, creo.

1 comentario:

  1. Quizás no responden para que pienses que te conocen. Quizás a ellos (ellas), no les interesa en lo más mínimo a que viene. (Quizás yo estoy comentando algo que no sé a que viene). Quizás solo lo hacen porque les gusta tu misterio. Quizás no conoces el mundo como crees hacerlo. Quizás las personas son tan insípidas como pueden parecer. Quizás les vale nada tu opinión sobre sus respuestas. Quizás te has esforzado tanto en ser rara que has perdido la naturalidad con que antes lo eras. Quizás extraña esa rareza vívida. Quizás extraña valorar lo que solo tú le puedes dar. Quizás extraña valorar en secreto ese detalle especial. Quizás sí te extraña un poco o mucho o más o menos pero, ¿cómo saberlo? Tan solo -todos-, son "quizás".

    ResponderEliminar

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.