Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

22 oct. 2013

A veces, tan solo a veces, lo que está siendo es lo que parece.

Sueños raros y esos. 

Y lo creo, supongo, porque lo he sabido siempre. El único motivo de reticencia es el no querer dejarme jugar un juego donde puedo perder. 
Y supongo que no es muy bueno que piense en mundos aleatorios antes de dormir, no a menos que quiera otra de esas revelaciones fatales en mis sueños (siempre supe que me iría). 

En fin, es lo que parece. Un juego y una declaración de principios. Sonríe, es tan extraño que sonría que casi da miedo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.