Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

29 oct. 2013

Y te jode porque entiendes.

Lo que me jode es que yo entiendo. Entiendo tan bien sus razones y sus estúpidas explicaciones que no le culpo pero, maldita sea, duele.
Yo, que odio llorar y que no dejo que mucha gente vea mis lágrimas, me vengo abajo porque entiendo el por qué lo hace y eso hace todo peor.
Entender que alguien simplemente escoja irse por encima de las palabras, de los significados, entender que ni siquiera consideren explicarse, duele.
¿Saben qué es lo peor de algo cuando se acaba? Que se acaba.
Y seguimos mintiendo y decimos 'no te preocupes, yo estaré bien'.
Y todos sabemos que no es cierto. Claro que nadie lo dice, no quieres destruir a quien se va, quieres que pueda irse en paz y rehacerse en cualquier otro sitio.
Sin embargo de noche, cuando le mencionan, es bastante inevitable extrañarle, pensarle, entender que perdiste alguien valioso porque si, porque te malentendieron, porque te ignoraron, porque quisieron irse sin una maldita explicación.
Las lágrimas más amargas, a mi entender, son esas. Las de añoranza, las de sentirte solo porque no hay quien esté cuando grites para darte un abrazo y decir que todo irá bien. Son las del karma, esa bruja malvada (tiene que ser mujer para ser tan cruel) que no deja que vivas sin pagar con sangre cada error.
Amiga.
Que dulce y sencilla suena esa palabra.
Tengo ganas de salir, involucrar alcohol en la ecuación y ver si perder la conciencia me ayuda a dejar de sentir al menos unos segundos.
Lo que más me jode es que yo entiendo y eso no es bueno.
Sé que puedo no ser tan valiosa o importante, soy sumamente reemplazable y me jode.
Duele mucho entender que puedes comprender como alguien ya no te quiere en su vida sin culparle, sin odiarle, sin siquiera querer reclamarle.
Uno entiende que la gente simplemente desee marcharse porque no vales lo suficiente y eso te jode, eso te deja al borde del abismo.
Y, como cuando se busca la forma de salir del abismo no encuentras asidero, no quieres acudir a aquellos que no conoces porque ¿quién necesita que alguien más le rompa el alma?
Te jode, porque después de una vida viendo como todos se van, es casi insoportable perder a alguien más. Te jode porque te deja incapaz de querer a alguien más porque se irá, tarde o temprano.
Te jode porque al final los entiendes, nada duele más que eso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.