Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

17 sep. 2013

No funciono como creen

Entonces nosotras nos enteramos que el pequeño elefante tiene razón, aunque para nosotras pasa inadvertido.
Dice que somos coquetas, que vivimos coqueteando y flirteando.
Supongo que será cierto, nadie me conoce más que ella.
La verdad es que si me pongo a pensarlo detenidamente, tiene sentido. Yo trato a la gente como me gusta ser tratada, les miro a los ojos o dejo que mi mirada vague (me cuesta mantenerme en este mundo si algo no me interesa) pero les escucho. Y me preocupo. Y les regaño y sonrío y hago bromas. Y soy demasiado torpe y cariñosa. Soy demasiado cursi, me encariño demasiado rápido (un día basta) y considero a quienes quiero como míos. Si alguien me parece interesante buscaré hablarle o compartir tiempo con él/ella.
¿Eso es flirtear?
Vale, supongo.
Supongo que será así.
Yo coqueteo, si, con quienes me gustan. Porque es divertido, no puedo dejar pasar los instantes de diversión, porque se siente bien, porque me hace pensar.
Y a veces me trae problemas.
A veces no saben que estoy simplemente jugando, simplemente flirteando.
Y no sabes lo que jode que alguien que te agrada se encarrile y arme una película de miedo contigo porque confunde las señales. Así es como me alejo.
Míralo desde mi punto de vista, yo no funciono igual a la media. Por el contrario.
Si a mi me gusta/llama la atención/atrae alguien, no voy a flirtear con él (o ella, aunque esto último es parte de una broma generalizada).
Yo me paralizo cuando mis hormonas salen a jugar. Me quedo sin parla, y mira que dicen que soy parlera.
Dicen por ahí que si yo quisiera podría conquistar a cualquiera sólo con mi lengua.
Y yo no lo creo. Si es alguien irrelevante, quizá, pero aquellas personas que para mi son importantes hacen que me quede sin argumentos.
Yo me quedo muda, helada, cuando son mis sentimientos los que afloran a la superficie (los románticos).
Por eso tantos se confunden, creen que es lo opuesto, y yo nunca he dicho algo así.
Siempre he admitido que si me gusta alguien me voy en blanco, no veo por qué se confunden.
No, no es para 'atraer su atención' o para 'desviar su atención del hecho de que me gustan'. Es que no me gustan.
Punto.
¿Que por qué acabé hablando de esto?
Será porque últimamente todos parecen creer que mi parla y mi atención es sinónimo de atracción y me están empezando a reventar la paciencia.
¿Cambio y fuera?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.