Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

19 sep. 2013

Ellas deciden




Ellas al final deciden actuar tal y como les place. 
Juegan con la realidad, que es mejor que muchas cosas.
Ellas hacen de verdugos, victimas, y de víctimas, verdugos.
Ellas a veces dejan que su imaginación vuele para obtener eso que tanto quieren.

(Ahora mismo, ellas quieren saber cuál sería la contraparte para las fresas, el chocolate y la canela, pero saben esperar, a veces saben.) 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.