Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

15 may. 2013

Mátame. Dispárame.  en medio de los ojos, es más rápido.
Tolero cualquier cosa, incluso que me prohíban el chocolate, pero no sabría sobrevivir sin poder escribir.
Rayos,duele. Quizá tengo un poco la culpa... Es posible que me haya dado por golpear la pared, reventarla a puños, pero quizá no. No habría golpeado con fuerza, de haber sido así, pero no estoy diciendo que eso haya ocurrido.
Vamos que, duele, yo no sé vivir sin, mierda, duele mucho, sin escribir.
Duele. Condenación. Duele.
Creo que, por mi bien, tendré que aprender a escribir con la izquierda.
Rayos.
Esta es la cereza para una semana del asco. Un mes del asco, porque van dos semanas en esto y eso es lo que va del mes. Mala broma.
Vale, ya esto es el colmo. Pero espero que la semana termine pronto, o que me quiebre en el proceso. Lo que sea que ocurra primero.
En algún momento tendré que decidir si mis lealtades se mantienen o si definitivamente prefiero mantener mi salud mental y mi amor propio.
Rayos, y más rayos.
Duele.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.