Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

27 nov. 2013

La sincronización de algunas personas es simplemente asombrosa. Así como su habilidad de hacerme pedazos con simples palabras.
Decirme lo que yo ya sé, a la cara, cuando viene de alguien que ni siquiera escucha sus propios consejos es doloroso.
Si, él tiene toda la razón del mundo y yo lo amo por eso, pero no quiero oír lo que tiene que decir.
No cuando es lo que yo misma me digo cada noche.
No cuando es lo que me mantiene despierta de noche.
No cuando es eso que aún no logro solucionar.

I can't help myself from hating some people's timing.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.