Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

21 nov. 2013

Es un pedazo de mundo pequeño, eh.
Diminuto.
Tanto que incluso alguien que fue parte importante de mi vida sin saberlo terminó conociendo a una de las personas que estan dentro de mi alma. Curioso.

Como sal que se vierte en la herida al curar.

Y aunque duele aún, aunque me empeñe en pensar que está bien y me equivoque, la idea básica permanece.

Adiós, amor, no vuelvas a tocarme la piel.

Espero que algún día podamos decir que fue algo hermoso y que acabó. Para él acabó, para mi no hizo más que empezar.

Quisiera yo que cuando esto acabe ya no estuviera ahí.

(Necesitaba un vals para olvidarte - Andres Suarez)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.