Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

2 nov. 2013

Con todo y un poco, es a veces agradable contar con que me hará sonreír, aun si yo no quiero.
Mientras que la idea es tentadora, me interesa más mantener la dinámica actual.

Prometo que si me regalan una semana de paz, sonreiré un poco más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.