Ni ella ni yo pensamos disculparnos por nuestras palabras. No se disculpa el sol aunque queme ni la luna aunque en ocasiones aterre. Yo amo, todo aquello que pueda ser amable, y como me rehúso a esconderme, he aquí mi escape.

1 ene. 2014

¡Santos cielos, no me tomes al pie de la letra!

Luego no preguntes por qué prefiero no hablar, si siempre me tomas tan literal que me aterra siquiera inventar historias.

Nada, nunca, es tan literal como lo escribo y no pienso realmente todo lo que digo. Pero qué rayos, si no eres capaz de entender eso.

No pienses que soy literal ni que soy lo que escribo o que escribo todo lo que soy, así fue que obtuviste un strike one.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja que tus gritos también sean llevados por el viento.